dilluns, 3 de març de 2008

El nostre primer ritus. descobrint Swaminarayan.

Un cop a la principal mesquita de Delhi, vam poder fer-nos una idea global de la quantitat de gent que s`acumula als carrers de la ciutat. Tant per entrar a la mesquita com pels carrers, que 'es com si fossin un basar continu, la gent inunda tot l`espai, mentre que els cotxes circulen en un caos absolut i sense parar de tocar la bocina.
Per'o el lloc que m'es ens va agradar va ser el seguent. No surt a cap de les dues guies que tenim, per'o tot i aix'i 'es el temple hinduista m'es gran del nord de la India: Akshardham. Obviament, com que no sortia a la Lonely Planet pr'acticament erem els 'unics turistes, per`o de moment va ser el que m'es ens va agradar. Malauradament no us podem oferir imatges, ja que no era permesa l`entrada de c'amera ni bosses, ni quasi res. El cas 'es que vam coneixer un seguidor de de Swaminarayan que ens va iniciar en un ritus dirigit a la veneraci'o de la seva figura amb aigua sagrada que li vam tirar per sobre per aconseguir la protecci'o contra els mals. Durant el ritus ens van posar el punt vermell al cap i ens va oferir una pulsera protectora, a m'es d`entrar en una mena de parc tem'atic sobre la vida de Swaminarayan i vam veure les fonts de Montjuic amb m'usica 'india. Per flipar. Com que no tenim fotos, us deixem una mostra de les pintes que port'avem despr'es de posar-nos el punt hind'u. Finalment, avui hem arribat a Varanasi, la ciutat sagrada del Ganges. Comensa el viatge de veritat a l`'India profunda. La gent aqu'i t'e la pell m'es fosca i nom'es amb l`entramat de carrers que hem hagut de rec'orrer per arribar al guest house ja ens fa t'emer que ser'a f'acil perdre's. Per sort l'hotel que haviem reservat per internet es tal i com sortia a les fotos. Impresionant les vistes des de la terrassa que tenim. L'unic inconvenient, es que no podem deixar ni la porta oberta ni res a la terrassa per que sino els monos s'ho emporten. Aquesta es la vista des de l'habitacio. Ja estem ansiosos per veure els crematoris i fer una ruta amb barca pel ganges dema l'alba.

Una vez ya en la principal mezquita de Delhi, pudimos hacernos una idea global de la cantidad de gente que se acumula en las calles de la ciudad. Tanto para entrar en la mezquita como por las calles, es como si fuera un bazaar cont’inuo, la gente inunda todo el espacio, mientras que los coches circulan en un caos absolute I sin parar de tocar el claxon. (foto1).
Pero el sitio que mas nos gusto fue el siguiente. No sale en ninguna de las dos guias que llevamos encima, pero a’un as’I es el templo hinudista m’as grande del norte de la ‘india. Se llama Akshadham. Como no salia en las guias, no encontramos casi ning’un turista, pero de momento ha sido lo que m’as nos ha gustado. No hay im’agenes por que no se pod’ian hacer fotos, ni se podia entrar mochilas ni casi nada, vamos. El caso es que conocimos a un seguidor de Swaminarayan que nos inici’o en un ritus dirigido a la veneraci’on de su figura con agua sagrada que le tubimos que tirar por encima para as’i conseguir su protecci’on contra todos los males. Durante el ritus nos puso un punto rojo en la frente I nos ofreci’o una pulsera protectora. A m’as, entramos en una esp’ecie de parque tem’atico sobre la vida de Swaminarayan i vimos las Fuentes de Montjuic per con m’usica ‘india. Para flipar. Como no tenemos fotos, os dejamos una muestra de las pintes que llev’abamos despu’es de ponernos el punto hind’u ( foto 3).
Finalmente, hoy hemos llegado a Varanasi, la ciudad sagrada del Ganges. Empieza el viaje de verdad en la ‘India profunda. La gente aqui tiene la piel m’as oscura I solo con el entremado de calles hemos recorrido s’olo para llegar al guest house, ya nos hace temer que sera facil perderse. Por suerte el hotel que hab’iamos reservado por internet es tal i como salia en las fotos. El ‘unico problema es que no podemos dejar las cosas en la terraza por que los monos se lo pueden llevar. Ya estamos anisosos por ver los crematorios I hacer una ruta en barca por el ganges manyana muy temprano.